Conceptos sobre el cloud computing

Filed in Cloud Comments Off

Una de las definiciones más extendidas y populares  sobre Cloud Computing es la que ofrece el National Institute of Standards and Technology (NIST), de Estados Unidos, segín la cual “cloud computing es un modelo para permitir el acceso de la red ubicua y servicio bajo demanda,  a un pool de recursos (que incluyen las redes, servidores, almacenamiento, aplicaciones y servicios) que pueden ser rápida y y dinámicamente aprovisionados y liberados con mínima interacción humana.

La definición de NIST incluye cinco características esenciales, tres modelos de servicio y cuatro modelos de implementación.

Características esenciales

Autoservicio bajo demanda: Un consumidor del servicio cloud puede unilateral y automáticamente provisionar funciones informáticas, como el almacenamiento de red y tiempo de servidor, según sea necesario, sin necesidad de interacción humana con cada proveedor de servicios.

Acceso Amplio a Redes: La capacidad de un consumidor de un servicio de nube para obtener acceso a los recursos de la nube desde cualquier ubicación, utilizando una amplia gama de dispositivos.

Agrupación de recursos. Recursos informáticos del proveedor se agrupan para servir a varios consumidores mediante un modelo de múltiples usuarios, con diferentes recursos físicos y virtuales dinámicamente asignados y reasignados según demanda de los consumidores.

Elasticidad y rapidez: Las capacidades pueden ser aprovisionadas elásticamente y lanzadas, en algunos casos automáticamente, escalando los recursos en consonancia con la demanda.

Servicio a medida. Los sistemas de cloud controlan y optimizan  automáticamente el uso de los recursos, aprovechando su capacidad de medición en cualquier nivel de abstracción adecuado al tipo de servicio (por ejemplo, almacenamiento, procesamiento, ancho de banda y cuentas de usuario activo..)

Debe señalarse que en el caso de las nubes públicas, el acceso amplio a redes es crucial. Permitiendo acceder a través de mecanismos estándar,  que promuevan el uso de plataformas heterogéneas para todo tipo de clientes,  por ejemplo( teléfonos móviles, tablets, portátiles y estaciones de trabajo…).

 

images (11)

Modelos de servicio:

Software como un servicio #SaaS#. La capacidad proporcionada al consumidor es utilizar aplicaciones del proveedor de servicios de nube que se ejecutan en una infraestructura cloud.

Plataforma como servicio #PaaS#. La capacidad proporcionada al consumidor es implementar en la infraestructura de la nube creada por él, de aplicaciones creadas o adquiridas, usando lenguajes de programación, bibliotecas, servicios y herramientas soportadas por el proveedor.

Infraestructura como servicio #IaaS#. La capacidad proporcionada al consumidor es la provision de proceso, almacenamiento, redes y otros recursos de computación fundamentales de procesamiento donde el consumidor es capaz de implementar y ejecutar software arbitrario, que puede incluir sistemas operativos y aplicaciones.

Modelos de implementación:

Nube privada. La infraestructura de la nube se aprovisiona para uso exclusivo de una sola organización que comprende varios consumidores # por ejemplo, negocios unidades #.

Nube de la comunidad. La infraestructura de la nube se aprovisiona para uso exclusivo de una comunidad específica de los consumidores de las organizaciones que han compartido preocupaciones # por ejemplo, misión, requisitos de seguridad, política y cumplimiento consideraciones #.

Nube pública. La infraestructura de la nube se aprovisiona para uso abierto por el público en general. Podría pertenecer, ser administrada y operada por  por una organización de negocios, académicos o gobierno, o alguna combinación de ambos.

Nube híbrida. La infraestructura de nube es una composición de dos o más infraestructuras de cloud distintas #privada, comunidad o público # que siguen siendo entidades únicas, pero están enlazadas por tecnología estandarizada o propietaria que permite la portabilidad de datos y aplicaciones #.

Es importante señalar que no existe ninguna alineación específica entre los modelos de servicio y entrega de nube. Cualquier modelo de servicio puede crear instancias utilizando cualquiera de los modelos de entrega. Por ejemplo, mientras el Software como un servicio de #SaaS) es considerado un modelo de servicio de nube pública, no hay razón por qué SaaS no puede entregarse en un local host o nube privada.

Para más información y un análisis detallado de la definición de NIST de nube privada, vea el NIST definición de Cloud Computing.

La hora de la tecnología en los Hoteles

Filed in Uncategorized Comments Off

Puede que los hoteles hayan llegado tarde a la tecnología, pero últimamente están  dando un salto cualitativo importante en base a la demanda de viajeros. Especialmente en el segmento de viajes de negocios que necesitan estar conectados constantemente y que además tienen la expectativa de seguir estándolo mientras estén alojados en los hoteles. Ello ha provocado que los hoteles ven en la tecnología, una hecho diferencial para destacar entre la multitud de marcas y una oportunidad de mejora en la atención al cliente.

Según Lorena Sileo, Vicepresidenta de la firma de investigación de mercado de viajes PhoCusWright.

"Los hoteles están en una estrategia total…Todo gira en torno a la interacción con el cliente en el momento adecuado y en el lugar adecuado".

Los hogares se han vuelto tecnológicamente más avanzados, consecuentemente los huéspedes quieren disfrutar del mismo nivel de tecnología en los alojamientos, si no más. En esta línea destacar las reflexiones de Bjorn Hanson, del centro Tisch de Hotelería, Turismo y Gestión Deportiva en la Universidad de Nueva York "Estamos en un período de transición". "Los hoteles están descubriendo no sólo cómo ser diferentes, están intentando averiguar lo que realmente quieren los clientes. Y la respuesta parece estar en la búsqueda de productividad y el ‘factor WOW’, la pregunta que se hacen es; ‘¿Es lo que encuentro en el hotel al menos, tan bueno como lo que tengo en casa?’ ”

Los perfiles de los viajeros de negocio están variando en tanto en cuanto la inocroracion de grupos cada vez más jóvenes, que  incrementan rápida e inexorabemente, la necesidad de estar conectado en todo momento y en cualquier lugar. Para muchos de ellos es literalmente inexplicable que no exista Wi-Fi en todo el mundo. Tanto es así,  que incluso su propio trabajo se ve seriamente afectado cuando un cierto grado de tecnología no se encuentra disponible. La demanda de conectividad y tecnología es permanente y en cualquier situación y lo hoteles son una parte importante del tiempo y de la situacion de los viajeros.

descarga

Hay que añadir que al contrario de lo que se ha pensando en el pasado, la percepción de los clientes en cuanto la tecnología, es mucho más amplia y segmentada de lo inicialmente intuido. Los clientes tiene claro que la tecnología es una combinación de servicios y gadgets y por tanto la saben distinguir y priorizar como elementos preferidos a la hora de realizar una eleccion. En esta línea de priorizacion o preferencia,  cabe destacar la característica nº 1 que demandan los viajeros, conexión a internet de alta velocidad y banda ancha, suficiente para descargar videos, música y medios de comunicación social. Según un estudio de la Asociación de viajes de negocios Mundial de 2011, el 91% de los viajeros de negocios utilizan ordenador portátil, el 81 por ciento utilizar conexión inalámbrica de banda ancha, un 73 por ciento un “Smartphone” personal y el 67 por ciento utiliza móvil apps de viajes.

Para los hoteles, una de las inversiones mayores y prioritarias es la banda ancha y acceso Wi-Fi, que de momento puede ser suficiente. Pero paulatinamente deberán ir añadiendo nuevos servicios y gadgets, para no quedarse atrás. En esta linea aumenta el número de establecimientos dedicados al sector de negocios que tienen a ofrecer de forma paulatina una amplia gama de estos servicios orientados mejorar el servicio al  cliente, un cliente que tiende a ser lo más autosuficiente, en cada contexto. La tecnologia es una enorme ayuda para ofrecer más servicios en cualquier momento manteniendo aplicando economías de estcala en cuanto a los costes asociados al serivcio. Citar como ejemplo la  empresa de software “Intelity” de Orlado, Florida, que se centra en la adaptación de un software llamado ICE, de experiencia de usuario adaptado al hotel. El software permite a los huéspedes del hotel interactuar digitalmente con el hotel a través de su Smartphone, Tablet o PC portátil en 35 diferentes servicios, que van desde el ajuste de la hora hasta solicitar un cepillo de limpieza.

Por último destacar, la iniciativa de la marca Sofitel que administra 120 establecimientos en todo el mundo, que después de acometer la instalación de banda ancha y Wi-Fi, están ofreciendo el varios establecimientos “tablets” y “netbooks” no solo en zonas comunes, sino también en cada habitación.

En definitiva la consciencia de que la tecnología tiene un peso relativo cada vez más importante en la demanda del servicio, provocando que  los hoteles definitivamente la incorporen como un factor más de atención al cliente. No hacerlo es quedarse atrás y eso no gusta a nadie.

La palabra Innovación

Filed in Uncategorized Comments Off

La innovación es más que una palabra. Por lo tanto, esperamos que sea presentable y esté bien ejecutada para deslumbrar a las visitas. Mal planteamiento,  la innovación, es avance no uniforme y no ofrece certidumbre alguna.

Y ello precisamente, plantea un problema para las organizaciones que buscan innovar. Existe una constante tensión entre innovar y optimizar como respuesta a la necesidad de ofrecer a clientes, inversionistas y empleados novedad constante. No optimices y no competirás. No innoves y serás irrelevante a medio plazo. Tienes que hacer ambas cosas y ello no es ni fácil, ni bonito, ni barato.

Retrato de un innovador

Hagamos una analogía con el invetigador,  Linus Pauling que fue un innovador de proporciones históricas. Reconocido como el padre de la biología molecular, combinó biología, química y física de una manera, que nadie antes de él  imaginó posible. Tal fue la dimensión de sus hallazgos, que es difícil imaginar la medicina moderna sin su trabajo.

Uno de sus primeros y más grandes avances fue el descubrimiento de la estructura de la hemoglobina. Su trabajo sobre la difracción de los rayos X, le llevó a proponer una estructura helicoidal improbable, que finalmente se demostró cierta. Era la primera vez que los misterios de una proteína de ese nivel de complejidad habían sido revelados. Premio Nobel en 1954, todo el mundo esperaba lo mismo, cuando centró sus investigaciones en el ADN. Pero no fue así.

Fueron, de hecho, dos postgrados desconocidos en Cambridge llamados Watson y Crick , quienes utilizaron análisis de difracción de rayos x para descubrir la estructura helicoidal del ADN. Pauling, no sorprendentemente, estaba convencido que el ADN era una proteína. Los jóvenes Watson y Crick, estaban libres de cualquier condicionamiento anterior.

 

descarga (2)

 

Pruebas y aprendizaje

No es raro el ejemplo de Watson y Crick. Como he señalado antes, las innovaciones de avance a menudo provienen de los jóvenes. De Isaac Newton a Albert Einstein a los dirigentes de las revoluciones políticas modernas, los cambios de paradigma tienden a producirse desde abajo, no desde arriba.

Sin embargo, también generalmente fallan. Incluso aquellos que tienen éxito, muerden el polvo en numerosas ocasiones, antes de prevalecer. No se puede hacer una tortilla sin romper algunos huevos.

Los “Venture Capital”, lo entienden. Esperan que la mayoría de sus inversiones se quemarán, pero esperaran obtener grandes rendimientos globales, sobre los pocos que no lo hacen.  Por otra parte, grandes empresas del panorama internacional, están empezando a conseguirlo también. Muchos de los cuales han instituido programas de test y aprendizaje. Así que aquí tenemos uno de los principales preceptos de la innovación,   -si queremos tener éxito, hemos de aprender a aceptar y tratar con el fracaso-.

La diferencia entre la estrategia y la innovación

Una de las principales dificultades en cuanto a innovación es que se confunde, a menudo, con estrategia. Es un gran error.

La estrategia es una función de alto nivel, que se refiere a la dirección general de la empresa y por lo tanto, exige una considerable participación de consultores de alta gerencia, y generalmente a un alto precio, cuyo resultado, es un plan que pone fuerza relativa entre debilidad u oportunidad.

La innovación no tiene nada que ver con la dirección general. Se trata  más bien, de una cartera de nuevas construcciones y cobertura de apuestas. Te embarcas en ellas, sabiendo que la mayoría de lo que haces no funcionará. En innovación, sobrevivir es prosperar.

Si se piensa detenidamente el problema se ve claro. Una vez que tienes demasiada participación de altos directivos o asesores de alto precio, las posibilidades de innovar se reducen drásticamente. La única forma de fallar y volver a fallar,  en el camino hacia éxito, es hacerlo lo más barato posible. Lógico.

La innovación es un mal negocio

Esta es la verdad sobre la innovación. Es una gran palabra, pero es un mal y desordenado negocio. Si bien podemos evocar visiones de gente como Steve Jobs imaginando las multitudes en Macworld, la realidad es,  confusión, noche oscura y mezquinas disputas sobre tonterías. Es glamuroso pensar en el 1% de inspiración, pero olvidamos  el 99% de transpiración. Al fin y a la postre el sudor huele mal.

Es por ello, por lo que pocas empresas pueden innovar correctamente. Es tan obvia su importancia que se hace evidente la participación del  alto nivel ejecutivo. Pero al hacerlo se disminuyen las posibilidades de éxito, pues no podemos asumir la posibilidad de fallo, dado su alto coste. Grandes egos no admiten errores fácilmente y por lo tanto tienen eliminar el nivel de incertidumbre necesario que permita el fallo, de forma reiterada, lo cual es el verdadero motor de la innovación pura.

Cualquier esfuerzo de innovación con visos de éxito comenzará con el convencimiento de que la ruta de acceso no es una línea recta, sino un sucio, tortuoso y empinado camino de destino incierto.

Innovacion, Tecnología y Turismo una relacion necesaria

Filed in Innovación Comments Off

Cada sector de la economía tiene su propia relación con el uso de las tecnologías. En el mundo del turismo, la tecnología nos es un sector estratégico, o como mínimo, no lo ha sido hasta el momento. Los motivos por los cuales sigue siendo así, después de haber fagocitado la primera década del siglo XXI, están ampliamente documentados, analizados y asumidos, derivado de una resistencia al cambio, inherente a cualquier actividad y una tecnología antaño cara, poco accesible y complicada de rentabilizar, en términos de negocio.

Sin embargo, el turismo y la tecnolgía se enfrentan a un cambio de paradigma. La voluntad de cambiar, no viene derivada bajo mi punto de vista, de una única labor de arrastre por analogia con la competencia, como fue habitual en las últimas décadas. El turismo, percibe, entiende y conoce las demandas de sus clientes. Éstas parten de un concepto cada véz más holístico, derivado de la facilidad con la que contamos todos para relacionarnos, informarnos y decidirnos, gracias principalmene a la falicidad con la que acceder y utilizar los avances tecnológicos. Conceptos como reputación de marca, poscionamiento, capacidad de distribucion de producto, capacidad de control y gestion de la venta etc… son conceptos valorados por una demanda, cada vez mejor informada y con capacidades infinitas de conseguir todo tipo de información, sobre nuestra empresa.

La distancia medida en tiempo, que transcurre en el mundo del turismo para asumir los cambios tecnológicos, se ha convetido hoy en dia en un factor de riesgo a evaluar seriamente. Las enormes inversiones realizadas antaño, en grandes soluciones que derivaron, en delicados cambios organizacionales, costosos procesos de implantacion, formacion y puesta en marcha, justifican una amortización que en ningún caso debería significar cerrar la puerta a la capacidad de incorporar nuevas tecnologías.

La tecnología ha avanzado en los últimos 5 años de una forma vertiginosa, coincidiendo con la profileración y aceptacion, por gran parte de la sociedad, de las soluciones de movilidad y las redes sociales. En este punto, la tecnología es responsable de gestionar la confianza del sector en ella misma, poniendo a su disposición todo tipo de soluciones, de riesgo limitado, sino nulo, que asegure en cualquier caso, su aplicacion inmediata, permitiendo a la empresa valorar un retorno, de forma equivalente como lo hace con cualquier otro bien adquirido, para confeccionar sus servicios.

El mundo del turismo no es ajeno a la nueva realidad, no en vano su materia prima son las personas, sus gustos y opiniones. Y además, hoy y en el futuro, se enfrentará con una sociedad cada vez más tecnificada, cada vez más “conectada”, mejora informada, con una capacidad de decision inimaginable, a la que no le bastará conseguir buenos precios y servicios, sino que buscará experiencias enriquecedoras.

El turismo ha de enfocar la innovación, como si se tratara, en términos médicos de un “antibiótico de amplio espectro”, ergo ésta, debe producirse en todos los ámbitos del servicio y del producto, no solamente en términos de tecnología. pues la tecnología por si misma no significa innovación, jamás. Por lo tanto, la innovación en turismo, ha de afectar a todo el proceso productivo y organizativo, sobre todo orientado en la capa de servicios. Utilizando para ello, el vehículo que nos puede ayudar a llegar más rápido, a este nuevo estadio, la tecnología. De la misma forma que hace 20 años se asumieron la tecnificación de labores organizativas como: sistemas contables, inventarios, Reservas, compras, RRHH etc…, es también necesario empezar a tecnificar todas aquellos procesos, “que no se ven”, concretamente todos aquellos relacionados con la comunicación, con los servicios y con la marca.

Las empresas del Turismo modernas tienen un reto apasionante, un abanico de capacidades y soluciones tecnológicas impresionante. Su futuro pasará por la capacidad de innovar y aplicar las soluciones más eficaces en cada momento, teniendo muy en cuenta que el cliente moderno, también las valorará.

La Innovación

Filed in Innovación Comments Off

La innovación es más que una palabra. Por lo tanto, esperamos que sea presentable y esté bien ejecutada para deslumbrar a las visitas. Mal planteamiento, la innovación, es avance no uniforme y no ofrece certidumbre alguna.

Y ello precisamente, plantea un problema para las organizaciones que buscan innovar. Existe una constante tensión entre innovar y optimizar como respuesta a la necesidad de ofrecer a clientes, inversionistas y empleados novedad constante. No optimices y no competirás. No innoves y serás irrelevante a medio plazo. Tienes que hacer ambas cosas y ello no es ni fácil, ni bonito, ni barato.

Retrato de un innovador

Hagamos una analogía con el invetigador, Linus Pauling que fue un innovador de proporciones históricas. Reconocido como el padre de la biología molecular, combinó biología, química y física de una manera, que nadie antes de él imaginó posible. Tal fue la dimensión de sus hallazgos, que es difícil imaginar la medicina moderna sin su trabajo.

Uno de sus primeros y más grandes avances fue el descubrimiento de la estructura de la hemoglobina. Su trabajo sobre la difracción de los rayos X, le llevó a proponer una estructura helicoidal improbable, que finalmente se demostró cierta. Era la primera vez que los misterios de una proteína de ese nivel de complejidad habían sido revelados. Premio Nobel en 1954, todo el mundo esperaba lo mismo, cuando centró sus investigaciones en el ADN. Pero no fue así.

Fueron, de hecho, dos postgrados desconocidos en Cambridge llamados Watson y Crick , quienes utilizaron análisis de difracción de rayos x para descubrir la estructura helicoidal del ADN. Pauling, no sorprendentemente, estaba convencido que el ADN era una proteína. Los jóvenes Watson y Crick, estaban libres de cualquier condicionamiento anterior.

Pruebas y aprendizaje

No es raro el ejemplo de Watson y Crick. Como he señalado antes, las innovaciones de avance a menudo provienen de los jóvenes. De Isaac Newton a Albert Einstein a los dirigentes de las revoluciones políticas modernas, los cambios de paradigma tienden a producirse desde abajo, no desde arriba.

Sin embargo, también generalmente fallan. Incluso aquellos que tienen éxito, muerden el polvo en numerosas ocasiones, antes de prevalecer. No se puede hacer una tortilla sin romper algunos huevos.

Los “Venture Capital”, lo entienden. Esperan que la mayoría de sus inversiones se quemarán, pero esperaran obtener grandes rendimientos globales, sobre los pocos que no lo hacen. Por otra parte, grandes empresas del panorama internacional, están empezando a conseguirlo también. Muchos de los cuales han instituido programas de test y aprendizaje. Así que aquí tenemos uno de los principales preceptos de la innovación, -si queremos tener éxito, hemos de aprender a aceptar y tratar con el fracaso-.

La diferencia entre la estrategia y la innovación

Una de las principales dificultades en cuanto a innovación es que se confunde, a menudo, con estrategia. Es un gran error.

La estrategia es una función de alto nivel, que se refiere a la dirección general de la empresa y por lo tanto, exige una considerable participación de consultores de alta gerencia, y generalmente a un alto precio, cuyo resultado, es un plan que pone fuerza relativa entre debilidad u oportunidad.

La innovación no tiene nada que ver con la dirección general. Se trata más bien, de una cartera de nuevas construcciones y cobertura de apuestas. Te embarcas en ellas, sabiendo que la mayoría de lo que haces no funcionará. En innovación, sobrevivir es prosperar.

Si se piensa detenidamente el problema se ve claro. Una vez que tienes demasiada participación de altos directivos o asesores de alto precio, las posibilidades de innovar se reducen drásticamente. La única forma de fallar y volver a fallar, en el camino hacia éxito, es hacerlo lo más barato posible. Lógico.

La innovación es un mal negocio

Esta es la verdad sobre la innovación. Es una gran palabra, pero es un mal y desordenado negocio. Si bien podemos evocar visiones de gente como Steve Jobs imaginando las multitudes en Macworld, la realidad es, confusión, noche oscura y mezquinas disputas sobre tonterías. Es glamuroso pensar en el 1% de inspiración, pero olvidamos el 99% de transpiración. Al fin y a la postre el sudor huele mal.

Es por ello, por lo que pocas empresas pueden innovar correctamente. Es tan obvia su importancia que se hace evidente la participación del alto nivel ejecutivo. Pero al hacerlo se disminuyen las posibilidades de éxito, pues no podemos asumir la posibilidad de fallo, dado su alto coste. Grandes egos no admiten errores fácilmente y por lo tanto tienen eliminar el nivel de incertidumbre necesario que permita el fallo, de forma reiterada, lo cual es el verdadero motor de la innovación pura.

Cualquier esfuerzo de innovación con visos de éxito comenzará con el convencimiento de que la ruta de acceso no es una línea recta, sino un sucio, tortuoso y empinado camino de destino incierto.

TOP